Expedición a Turkana

Viaje a Turkana

Hace meses que he estado intentando imaginar este viaje y prepararme mentalmente para la aventura que estoy a punto de vivir al lado de Juan Antonio Muñoz. Pero por más que lo intentara y por muchos libros que leyera, no conseguía prepararme emocionalmente.

Es un mundo nuevo, totalmente desconocido, que da comienzo en el aeropuerto internacional de Nairobi. Olores diferentes e imágenes inéditas que a altas horas de la noche se caracterizan por calles desérticas sumergidas en el típico silencio nocturno. Este fue nuestro primer contacto con Kenia. Nada que ver con la mañana y el caos diurno, personalmente, incluso peor que Delhi. En el fondo tengo ganas de salir de Nairobi y llegar lo antes posible a Lodwar, contactar con el mundo rural y comenzar nuestra inmersión turkana.

Transportados por Fly540, nos dirigimos hacia el norte, hacia las tierras secas y el paisaje árido que nos da la bienvenida con un fuerte viento cálido donde el polvo en suspensión es parte de la estampa de la ciudad.

Shemmy Ekuwom, directora de Turismo del Condado de Turkana, nos espera en el Airstrip para acompañarnos a nuestro alojamiento y presentarnos al conductor y el coche que nos llevará durante 9 días por estas tierras desconocidas.

Desde la terraza del lodge en el que cenamos puedo ver el primer atardecer africano, con las acacias silueteadas en el horizonte y los tonos anaranjados que el sol nos ofrece antes de dejar paso a la luna. Pero algo me dice que no es el mejor atardecer que vamos a ver en este viaje.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*